lunes, 15 de noviembre de 2010

Dos poetas no pueden juntarse, dos desconocidos, tal vez...

Jamás tengo un título para aquellas cosas que escribo siempre con la pesada sensación de que la belleza de lo desconocido se rompe cuando conocemos la rutina... Dos poetas no pueden juntarse, dos desconocidos tal vez... 

Dos poetas se encuentran
En una habitación mágica:
Sin muebles,
Sin nostalgias.
Híbridos, flotantes.
Una habitación de oscuro resplandor
Que se cierra
A través del borde de las sienes.
Versos,
Lluvia de placeres fugitivos
Que ni las arrugas quieren vaporizar.
                (El Triunfo)

Abren y cierran la puerta:
Transeúntes, ropas colgadas,
Cafés de mañana,
Viejos amores,
Amores recientes,
Poesía triste,
Rutina, rutina, ya sabemos quienes somos.
Las arrugas apagan las velas,
Los candelabros de empolvan.
                (La Derrota)




Dedicado: a Dos poetas que se juntaron para no conocerse jamás

3 comentarios:

DesOrden dijo...

Lu, mátame un ratito, anda...

:) bellísimo lo que has escrito.

besos, miles.

Álvaro Fernández dijo...

Tal vez ni triunfo ni derrota

Tal vez no todo tan todo, ni nada tan nada

Tal vez


Triste y hermoso poema
Beso

protervidad dijo...

Los escritores que se aman, se aman en líquido, en manchas, a goterones, a gritos de gargantas muertas...

Eso de poetas, es el desastre de una naturaleza escrita.

Muy bueno