jueves, 11 de noviembre de 2010

El que te debo, el de la discordia

Poetas incomprendidos, poemas malinterpretados, personas descontroladas. Quitarse el vestuario algunas veces es mal interpretado también. "Las cosas son como son, y no como están": una mesa es una mesa, pero jamás dejará de ser madera. Para E.A


Desnuda...
Si me desnudo ¿Te desnudas?
Hace un tiempo conocí los lunares de tu espalda.
Tu sonrisa macabra,
tu pecho desolado.
Ahora te encuentro para preguntarte
¿Tu palabra también se desnuda ante mi?
¿A mis pies que amas,
a mis uñas que acaricio en mis ataques de nervios?
Decir te extraño...
decir te extraño cuerpo, decir te extraño niña.
Decir parece ser mejor cuando se desnuda,
cuando tú te desnudas.
El cuerpo al natural,
la mente al natural,
tu amor desnudo en mi ombligo.
Te extraño niña de mente desnuda.

2 comentarios:

Alvaro (ciento15) dijo...

La ropa se deja llevar por la gravedad, ahora, quitarse la cáscara del alma, ya es otra cosa. No cualquiera puede desnudarse de esa manera.
Hermoso poema. Beso

Anónimo dijo...

Muy hermoso a pesar del dolor compartido...
Gracias corazón.
Atte.- E.A.