miércoles, 17 de noviembre de 2010

Cosas que no hago

La noche no es impedimento para correr
Bajo una excusa se sale de la habitación;
A buscarte,
En un rocío,
O en los cigarrillos que no fumo
(¿No fumas?) -Sorpresa-

Me encuentro con que la hora no es la misma
Las calles no son las mismas
Tú no eres la misma que antes me acarició
En un encuentro lejos de la frontera de mi propia espalda.

El paladar me tiembla,
Qué extraño trabalenguas decir que hasta las rodillas.

Así quisiera que me veas, desde mis cejas
Hasta mis rarezas.

He olvidado el sexo,
Este no soy yo…

1 comentario:

Álvaro Fernández dijo...

SAbés Lu?, es demasiado curioso. Tengo una historia parecida chorreandome del alma.

Escribís desde dentro, eso me encanta.