domingo, 26 de diciembre de 2010

Apersogarte

"Ya no quiero soltarte, pero hagamos algo
yo cierro los ojos, y tu te vas corriendo y no los abro hasta que esté segura que no volveré a verte"


Mientras los niños corren en la calle,
las piedras se elevan
y el viento que pinta mi cara me recuerda a ti;
apacible, inerte, ausente, incalculable, desconocido.

Crecen mis uñas como ramas asesinas
y me amarran los ojos.
Aquelarre de inocentes magdalenas que te enamoran
y se acercan mas a ti,
y mis pies quedan por fuera.
Celos invertidos.

Me dices que no,
cortas los eslabones
y yo sigo sofocada con el rimel azul
desangrando mi nariz.

Apareces en el verde del asfalto,
el verde entre el papel que lames al principio
y anhelas con el último jalón.
Mis piernas abiertas...


Inconsciente de ojos magenta:
Violarte, amordazarte, herirte.
Desprecio y placer de tu crueldad en látigos,
llamado de ángeles,
y tu eyaculación corta mis uñas,
recoge la sangre, te hacen libre.

Ya puedo respirar

2 comentarios:

Rodrigo Carabajal dijo...

celos revertidos. me gusta mucho esa frase.
describis las cosas con una forma unica muy tuya y eso me gusta.

DesOrden dijo...

Qué bueno, Lu.

No quería que se acabara el año sin mandarte un beso enorme, disfruta todo lo que puedas, y feliz 2011.