martes, 6 de septiembre de 2011

Tan sencillo como entender a las mujeres

El asunto no es poner en juicio el comportamiento de las mujeres. Pero es que no es cosa de “no entiendo a las mujeres”, las mujeres también usamos esa frase para los momentos desorganizados con los hombres. Contrarrestar el efecto de entender con el término “aceptar” es dejarse llevar por las necedades y locuras de uno u otro, bajo cualquier género dentro de la misma raza, porque en otra raza todo funciona bajo un sistema de organización que no pretende ni tan siquiera el uso de muebles y lujos (obviamente, la raza animal, que no es necesario explicar pues ya está claro que quien lo haya visto, hasta en TV, puede saber que no es igual, no tiene nada de difícil y todo es proceso que fluye)
Pero veamos, el hombre dice “quiero verte” a lo que ella responderá “yo también”… primer acuerdo finalizado en paz. El segundo paso comienza a complicar las cosas: “ok amor, pero si vamos a vernos no quiero que me lleves a un hotel, quiero salir y ver el sol, el día… ¡Llévame al cine, anda!” (…) ¿Al cine? Y dice que quiere ver la luz del sol.
El responderá: “si amor, lo que desees”; hecho que da al paso 3 y uno de los mas irracionales en términos de comprensión: “Ay pero ¿al cine?, y tu ¿no opinas?, ¿no puedes sugerir algo?” (…)
Definitivamente no entiendo a las mujeres”, he aquí el ultimo paso de la discusión, un hombre con una leve confusión, un pequeño problema de entendimiento, de aceptación, de adaptación, de dejar que “fluya”, porque todo esto debería ser ya un orden jerárquico:
  1. El deseo
  2. El encuentro
  3. La pregunta
  4. La queja, la cara de “puchero”, el drama.
  5. El cambio de humor, del llanto a la risa… la picardía, sabe que lo jodió (y pasa al gran paso 6):
  6. “No entiendo a las mujeres”
Así de esta manera no tendría que surgir el dilema de confrontar, además las horas del vestuario de la mujer, el peinado, y los zapatos. Avisarle a mamá la hora de llegada, pensar en que “seguramente va a querer llevarme a un hotel”.

Entonces si todo es tan estándar, ¿Por qué aun los hombres no comprenden a las mujeres?

El asunto de "No entiendo a los hombres" es otro cuento en tránsito.

1 comentario:

Rodrigo Carabajal dijo...

que bueno que esta!! brillante!
es una explicacion muy correcta jajaa es tan simple pero la hacemos tan complicada a la vida!!! igual no hay nada que me guste mas como me gusta la mujer...
un abrazo!!!